4×4 – Curso alto del río Guadalentín, hogar del quebrantahuesos

30,00

ANTES DE AÑADIR LA ACTIVIDAD AL CARRITO, SELECCIONA UN DÍA EN EL CALENDARIO. 

Ahora pagas el importe de reserva. El importe restante se paga el día de la actividad.

ÉpocaTodo el año
Edadcualquier edad
Duración4 horas aprox.
DificultadNivel_bajoIniciación
Nº de participantesde 4 a 30
¿Qué tienes que traer?Ropa y calzado cómodos, agua y picnic
¿Qué material te dejamos?Vehículo todo terreno, bastón para el
paseo, prismáticos para la observación
de fauna y guía acompañante.

Adultos

30Precios por persona
  • El importe de reserva es de 15€

Niños entre 4 y 10 años

20Precios por persona
  • El importe de reserva es de 15€

El río Guadalentín es unos de los valles más vírgenes de la geografía andaluza donde habitó y se está re-introduciendo el quebrantahuesos. 

Una vez en el valle del Guadalquivir, nos dirigimos por la carretera que lleva a Vadillo Castril en dirección a las partes altas de las sierras. Después de pasar por las estupendas Navas del Espino y San Pedro tendremos unas magníficas vistas del valle del río Guadalentín con Sierra Nevada al fondo.

Continuaremos por la pista forestal a través de frondosos bosques de pinos Salgareños y entornos de espectacular belleza. Tras pasar la antigua casa forestal de Fuente Acero, se mostrará ante nosotros la altiva sierra de la Cabrilla, lugar donde comenzaremos el descenso por zona restringida hasta el valle del río Guadalentín.

Las impresionantes paredes del los Poyos de la Carilarga nos acompañan durante todo el descenso hasta el río Guadalentín. En estos cortados vivo el último ejemplar de quebrantahuesos hasta su extinción el mismo año de declaración del parque natural. Desde entonces, se están realizando grandes esfuerzos para la reintroducción de esta especie que están dando sus frutos ya que hay varias parejas habitando en la zona.

Recorreremos este estupendo valle del río Guadalentín hasta el final de la pista forestal donde podremos dar un paseo por el vello Vado de las Carretas de unos 2 km de longitud (opcional). Desde aquí comenzaremos a subir a la pista forestal principal a través de un frondoso bosque de encinas muy cerca de la Nava de San Pedro.

En total, el trayecto tiene una longitud de 100 km, de los cuales la mitad son por pistas forestales (30 km por zonas restringidas).